Calculadora de descuento
Anticipa tus pagarés y obtén liquidez para tu empresa en 24 horas

Descuento de pagarés

El descuento de pagarés es el cobro anticipado de un pagaré a través de un contrato por el cual una entidad financiera adelanta al receptor de este instrumento el dinero adeudado por el emisor del pagaré, previa deducción de los interés generados por la operación y a cambio de la cesión de los derechos de ese crédito.

El pagaré es un título de crédito formal y completo por el que el firmante se obliga a pagar a su vencimiento una cantidad cierta a una persona designada en el documento.
Se entrega como medio de pago (promesa de pago) normalmente ante un trabajo realizado previa presentación de una factura. Sirve como método de financiación, ya que paga aplazadamente a sus proveedores, mientras él puede llegar a cobrar antes de sus clientes.

Los pagarés pueden cobrarse anticipadamente de forma urgente mediante una operación de descuento, esto es, un contrato por el que la entidad financiera anticipa a una persona el importe del crédito pecuniario que éste tiene contra un tercero, con deducción de un interés o porcentaje y a cambio de la cesión del crédito mismo salvo buen fin.

Descuento de pagarés urgente y online

Ofrecemos un servicio de descuento de pagarés urgente con el que las empresas pueden conseguir la liquidez que necesitan de forma inmediata en menos de 24 horas a través de nuestra calculadora de descuento online, completando tan solo unos sencillos pasos.

Diferencias entre descuento de pagarés con recurso y sin recurso

Cuando una empresa o un autónomo quieren descontar un pagaré para conseguir liquidez antes del vencimiento efectivo de ese efecto, puede elegir básicamente entre dos opciones:

Descuento de pagarés con recurso

En la modalidad de descuento de pagarés con recurso, quien descuenta el efecto recibe dinero por parte de la entidad financiera, pero responde de la solvencia del emisor del pagaré, de forma que estará obligado ante la entidad en caso de que el emisor no haga frente al pago del mismo. En caso de sucesivos endosos del pagaré, todos los endosantes que hayan intervenido responden del pago.

El empresario que acude a este instrumento financiero se beneficia de un aumento de la liquidez a través de las obligaciones de pago de sus clientes, pero la operación no tiene efecto sobre la posible morosidad. En todo caso existen entidades que te garantizan la ausencia de impagados por su política de análisis y concesión de riesgo.

Descuento de pagarés sin recurso

En el descuento de pagarés sin recurso, quien descuenta el pagaré no responde de la solvencia del emisor de este efecto, ya que solo será responsable de la legitimidad de la operación que genera el pago. De este modo, la empresa o autónomo que recibe el dinero por el pagaré no se ve afectado por el posible impago por parte de su cliente.

Con el descuento sin recurso, además de obtener liquidez, la empresa o autónomo no tiene que devolver el dinero ingresado con la operación en caso de impago. Al no tener que responder ante impagados, el descuento sin recurso tiene ventajas contables como no aumentar la deuda en su balance ni crece el riesgo registrado ante la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE).

¿Qué es una línea de descuento de pagarés?

Las empresas en la actualidad se encuentran con una falta de financiación que no les permite continuar con su actividad diaria ni invertir en nuevos proyectos. Ante esta situación, surgen productos financieros como la línea de descuento de pagarés que ayuda a las empresas a descontar pagares de los clientes de forma inmediata y hasta un límite concedido.

El procedimiento para solicitar la línea de descuento es el siguiente, se analiza la cartera de clientes con la que cuenta la empresa y a continuación se abre una línea de descuento en función de los riesgos de los clientes y no del riesgo de la empresa solicitante.

En su solicitud, la entidad financiera estudiará tanto su solvencia como la calidad del pagaré que se entrega (no a la orden, endosable…) y entonces aprobará o denegará la línea. También puede pedir que ponga a un avalista o algún aval para el caso de impago.

Así, la entidad financiera puede pedir la documentación fiscal y contable de la empresa o de sus impuestos como autónomos o la demostración de estar al corriente de pagos con la Seguridad Social, entre otros. Es muy importante también que el deudor (quien ha librado la deuda) no esté incluido en un registro de morosos.

Una línea de descuento es otorgada por la entidad financiera y ha de ser firmada ante notario para adquirir fuerza ejecutiva desde la firma, donde se especifiquen estas condiciones:

  1. Beneficiarios, es decir, las personas que van a ser beneficiadas del cobro de dichos documentos.
  2. Límite de la línea, es decir, el importe máximo a descontar por la entidad financiera.
  3. Avalistas, Los responsables en el caso de que algún documento resulte impagado y no cobrado.

Este producto resulta muy ventajoso y  un medio de pago muy usado, pero al no ser al contado, hay que tener ciertas reservas y realizar algunas comprobaciones, ya que de otra manera, cabe la posibilidad de quedarse con el crédito pendiente de pago.